El hacking ético y cómo fortalece la seguridad digital de tu empresa

El hacking ético y cómo fortalece la seguridad digital de tu empresa

Hoy en día, uno de los peligros más importantes para las empresas es la amenaza de los ataques cibernéticos, pues situaciones como una filtración de datos o similares ponen en riesgo la integridad de tus procesos, la seguridad de clientes o usuarios, y la credibilidad de la empresa como un todo.

En este contexto, el hacking ético es una práctica que ayuda a la seguridad digital de las organizaciones. Hoy hablaremos en qué consiste, cómo se diferencia del hackeo de los ciberdelincuentes y cómo puede ayudar a las empresas a proteger sus activos digitales.

¿Qué es el hacking ético?

El hacking ético consiste en utilizar habilidades y conocimientos para evaluar la seguridad informática de una organización mediante la búsqueda y corrección de posibles vulnerabilidades. Es una práctica completamente legal y segura para las empresas que estén interesadas en detectar y solventar a tiempo posibles errores que sean explotados por hackers malintencionados.

Al llevar a cabo pruebas de penetración, los hackers éticos pueden identificar y remediar vulnerabilidades antes de que los ciberdelincuentes las aprovechen. Esto permite a las empresas fortalecer sus sistemas y redes, reduciendo así el riesgo de sufrir ataques y protegiendo la confidencialidad, integridad y disponibilidad de su información. Siendo así, el hacking ético tiene un rol muy valioso a nivel de ciberseguridad.

La principal diferencia entre el hacking ético y el hacking criminal es que, a diferencia de los ciberdelincuentes, los hackers éticos actúan con el consentimiento de la empresa y con el objetivo de mejorar la seguridad, en lugar de causar daño. En cambio, los ciberdelincuentes realizan sus actividades en pro del beneficio personal o de una organización al dañar la seguridad digital de una organización con el objetivo de filtrar datos, robarlos para pedir un rescate, vender información en el mercado negro, etcétera.

(¿Te interesa la ciberseguridad? Descubre nuestro Master in Cybersecurity)

Actividades clave del hacking ético en las empresas

El hacking ético impulsa una serie de actividades cruciales sobre el sistema de seguridad informática de las organizaciones. A grandes rasgos, hay 4 momentos clave en el proceso de evaluar y detectar posibles debilidades en el contexto del hacking ético.

1. Análisis de vulnerabilidades

Los hackers éticos realizan un análisis profundo de los sistemas y redes de una organización en búsqueda de puntos débiles. Esto implica ver posibles vulnerabilidades, evaluar las configuraciones de seguridad y realizar pruebas de intrusión o penetración controladas que no afecten los activos digitales de la organización.

2. Evaluación de la seguridad de aplicaciones web

Los profesionales del hacking ético examinan las aplicaciones web o web apps para identificar posibles fallos como inyecciones SQL, problemas de autenticación y autorización, o exposición de información sensible. Esto permite a la empresa corregir los problemas antes de que los atacantes los usen a su favor.

Un caso concreto son los programas para agendar citas en Internet, como Calendly, Cronos, Doodle y las alternativas a Doodle. Si los cibercriminales acceden a programas de este tipo, pueden conseguir la información que los clientes hayan entregado para poder reservar, y mucho más.

3. Pruebas de phishing y concienciación

En su labor, los hackers éticos llevan a cabo simulaciones de ataques de phishing para evaluar qué tan probable es que los empleados caigan en este tipo de estafas. Además, ellos ofrecen capacitación y concienciación en seguridad para ayudar a los empleados a reconocer y evitar estas trampas, así como reconocer, entender y seguir los protocolos de seguridad.

4. Evaluación de la seguridad de redes inalámbricas

Los hackers éticos analizan la seguridad de las redes inalámbricas de una organización para buscar posibles puntos de acceso no autorizados o configuraciones inseguras. Esto ayuda a la empresa a proteger su red contra intrusiones no deseadas de los cibercriminales.

4 beneficios del hacking ético en las organizaciones

Gracias a las actividades que hemos descrito y otras que forman parte del proceso de evaluación de los hackers éticos, las empresas reciben distintos beneficios con miras al fortalecimiento de su sistema de seguridad informática. Estos son 4 de ellos.

1. Prevención de ataques

Al detectar y resolver debilidades antes de que los ciberdelincuentes las exploren, el hacking ético ayuda a prevenir ataques y protege la información sensible de la empresa, sus socios y clientes. Para estos dos últimos, ello genera seguridad y confianza hacia las empresas, lo que impacta positivamente en su satisfacción.

2. Concienciación sobre seguridad

Como los hackers éticos también educan a las personas sobre temas de seguridad, pueden reducir en gran medida el factor humano detrás de las posibles vulnerabilidades de seguridad digital de las organizaciones al informarlos sobre los protocolos que se deben cumplir y cómo pueden garantizar cada uno.

3. Ahorro de costos

Cuando las empresas detectan a tiempo posibles vulnerabilidades y trabajan en corregirlas antes de que sean explotadas, ellas evitan los costos asociados a la recuperación después de un ataque cibernético, como la pérdida de datos, la interrupción de servicios y las multas regulatorias.

4. Cumplimiento normativo

Por último, el hacking ético ayuda a las empresas a cumplir con los requisitos normativos de seguridad de la información, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea.

Al garantizar la protección de los datos personales, las organizaciones evitan sanciones y preservan su reputación en el mercado y frente a sus socios y clientes.

En definitiva…

Gracias a los diferentes análisis y las acciones posteriores a un proceso de hacking ético, las organizaciones pueden fortalecer su sistema de ciberseguridad para resguardar mejor sus activos digitales. Si integras el hacking ético en tu estrategia de seguridad, tu empresa protegerá mejor sus activos digitales y estar uno o dos pasos delante de los ciberdelincuentes en el mundo dinámico y cambiante de la seguridad informática.

Diego Almao

¿Qué es la Ciberseguridad?

qué es la ciberseguridad

La ciberseguridad consiste en la protección de los sistemas conectados a Internet, como el hardware, el software y los datos en la nube, contra las ciberamenazas. La práctica de esta forma de defensa es utilizada por individuos y empresas para protegerse contra el acceso no autorizado a centros de datos y otros sistemas computarizados.

Una estrategia sólida de ciberseguridad puede proporcionar una buena posición de solidez contra ataques maliciosos diseñados para acceder, alterar, eliminar, destruir o extorsionar los sistemas y datos confidenciales de una organización o usuario. La ciberseguridad también es fundamental para prevenir ataques que tienen como objetivo deshabilitar o interrumpir las operaciones de un sistema o dispositivo.

¿Por qué es importante la ciberseguridad?

Con un número cada vez mayor de usuarios, dispositivos y programas en el mundo empresarial actual, combinado con una creciente avalancha de datos (muchos de los cuales son sensibles o confidenciales), la importancia de la ciberseguridad continúa creciendo. El creciente volumen y sofisticación de los ciberatacantes y las técnicas de ataque agravan aún más el problema.

Mantener la ciberseguridad en un panorama de amenazas en constante evolución es un desafío para todas las organizaciones. Los enfoques reactivos tradicionales, en los que los recursos se destinaban unicamente a protegerse de las grandes amenazas, ya no son una táctica suficiente. Para mantenerse al día con los cambiantes riesgos de seguridad, es necesario un enfoque más proactivo y adaptable.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta la ciberseguridad?

La ciberseguridad se ve desafiada continuamente por los hackers, la pérdida de datos, la privacidad, la gestión de riesgos y las estrategias cambiantes. No se espera que el número de ciberataques disminuya en un futuro próximo. Además, el aumento de los puntos de entrada para los ataques, como con la llegada del Internet de las cosas (Internet of Things), y la creciente superficie de ataque aumentan la necesidad de proteger las redes y los dispositivos.

Los principales desafíos que deben abordarse continuamente incluyen las amenazas en evolución, el incremento de datos, la capacitación sobre ciberseguridad, la escasez de fuerza laboral y la brecha de habilidades, y los riesgos de la cadena de suministro y de terceros.

¿Te interesaría formarte en esta modalidad?

Ante la amenaza que suponen los ciberataques, la seguridad informática se ha convertido en uno de los aspectos más prioritarios para cualquier empresa u organización. Desde Next International Business School ponemos a tu disposición nuestro Master in Cybersecurity. Este programa te proporcionará los últimos conocimientos sobre normativas, prevención de actividades delictivas en Internet, cibercrimen o fraude online. ¿Necesitas asesoramiento académico? Solicita una sesión de mentoring gratuita con nuestro equipo de asesores.

El factor humano sigue siendo uno de los mayores riesgos de la Ciberseguridad

La falta de formación de expertos en Ciberseguridad sigue siendo uno de los principales riesgos de la ciberseguridad

Los avances en materia de Ciberseguridad no dejan de producirse y, sin embargo, los ataques tampoco cesan. ¿Hasta qué punto la intervención humana es culpable de los riesgos de la seguridad informática? Te lo contamos en este post.

Es cierto que cada vez hay más procesos automatizados en el ámbito de la Ciberseguridad, pero también es cierto que las amenazas y los ataques informáticos no dejan de crecer. Entonces, ¿qué se está haciendo mal? Según un informe de Kaspersky, el factor humano sigue siendo uno de los de mayores riesgos en los procesos industriales.

Este estudio, llamado “State of Industrial Cybersecurity 2019«, señala que los errores de los empleados o sus acciones involuntarias estuvieron detrás del 52% de los incidentes que afectaron a las redes OT/ICS durante el pasado año 2018.

Al mismo tiempo, la Ciberseguridad de estos sistemas se está convirtiendo en una de las prioridades de las compañías industriales, tal y como ha confirmado el 87% de los encuestados. A pesar de considerarlo una prioridad, solo algo más de la mitad de las empresas (57%) dispone del presupuesto asignado a la seguridad informática industrial.

Resulta clave invertir en medidas específicas y contar con profesionales altamente cualificados para alcanzar un nivel de protección suficientemente alto como reducir el número de amenazas. La falta de presupuesto y de personal experto en la materia constituyen los dos principales retos del área.

[Quizás te interese: Master in Cybersecurity]

De hecho, en casi la mitad de las empresas analizadas para este informe, los empleados responsables de la seguridad de la infraestructura de TI también supervisan la seguridad de las redes OT/ISC, alternando esta tarea con sus principales responsabilidades. Este factor no permite concentrar los esfuerzos necesarios para combatir los problemas de seguridad informática que puedan afectar a las compañías.

Además, estas necesitan considerar una protección específica para el Internet of Things (IoT) industrial que puede llegar a estar muy conectado con el exterior: casi la mitad de las empresas (41%) están listas para conectar su red de OT/ICS a la nube, utilizando mantenimiento preventivo o gemelos digitales.

Además de un presupuesto mínimo para combatir las amenazas, es importante que la formación en materia de Ciberseguridad no se dirija exclusivamente a quien se vaya a dedicar a ello profesionalmente, sino a todo aquel que, en su día a día, maneja dispositivos electrónicos.

Diez consejos para evitar amenazas y ataques cibernéticos

Masters Online

España fue el pasado año el tercer país del mundo que más se vio afectado en materia de Ciberseguridad, solo por detrás de Estados Unidos y Reino Unido. En este post te damos algunos consejos para evitar ataques cibernéticos de una manera sencilla.

Al menos uno de cada tres españoles fue víctima de ciberataques en 2018, según el estudio Cyber Security Insights Report realizado por la empresa Norton, especialista en seguridad informática. ¿Cómo podemos evitar ataques cibernéticos con unos sencillos pasos? Te lo explicamos en estos diez puntos:

 ➡ Establece contraseñas seguras: cada vez son más las páginas webs que obligan a poner contraseñas que incorporen números, letras en minúsculas y mayúsculas, y símbolos. Esto dificulta a los hackers el acceso a las cuentas privadas que podemos tener en redes sociales, correos o portales de Internet.

 ➡ No utilices la misma contraseña para todas las cuentas y cámbiala con regularidad.

 ➡ Activa la verificación en dos pasos: con este sistema la petición de una contraseña para acceder no es la única llave para abrir nuestro perfil en cualquier cuenta. Otro tipo de confirmación puede ser la incorporación de preguntas personales o el envío de una clave al teléfono móvil del usuario.

 ➡ Configura las opciones de seguridad: es fundamental tener controladas las opciones de privacidad de redes sociales como Facebook o de otras webs en las que tengamos un perfil privado. En este apartado tenemos la oportunidad de decidir qué datos se muestran o no públicamente.

 ➡ Opera en equipos y redes propios: ¿cuántas veces hemos consultado nuestros datos bancarios en dispositivos o redes WiFi ajenas sabiendo que nos arriesgamos a que controlen nuestros movimientos? No utilices este tipo de redes para gestiones importantes como transferencias o compras por Internet.

 ➡ Cierra sesión: dejar abiertos nuestros perfiles una vez hemos terminado de hacer uso de ellos es peligroso y una buena oportunidad de ataque para los hackers. Cierra sesión cuando acabes de utilizarlos, especialmente si no lo has abierto desde tus dispositivos, así evitarás amenazas cibernéticas inesperadas.

 ➡ Activa un antivirus de confianza: aun siguiendo los anteriores consejos es imprescindible que tu ordenador esté protegido de cualquier tipo de malware. Los hay gratuitos y cubren la mayoría de las necesidades del usuario base. Algunas de ellos son Avast Free Antivirus, Avira Antivirus o AVG Free.

 ➡ Utiliza sistemas operativos originales y actualízalos: sea cual sea el que utilices, actualiza el software siempre que te aparezca una notificación porque los desarrolladores incluyen nuevas soluciones a vulnerabilidades conocidas.

 ➡ Descarga solo en sitios oficiales: juegos, programas, aplicaciones… Sea lo que sea que descargues, hazlo en sitios de confianza. Pagar un pequeño precio por ello te compensará cualquier tipo de problema inesperado al hacer uso de programas descargados en páginas desconocidas o peligrosas.

 ➡ Desconfía siempre: normalmente caemos sin prácticamente darnos cuenta en cualquier contenido engañoso o peligroso al abrir un mensaje de correo, pinchar en un enlace o proporcionar una información que termina causándonos algún problema.

[Quizás te interese: Master in Cybersecurity]

Lunes 26 Feb. - 11:30h (Esp.)

Foro Next Educación con Josep Borrell, Alto Representante de la Unión Europea y Vicepresidente de la Comisión