4 diferencias entre el Inbound Marketing y el Outbound Marketing

Inbound Marketing vs Outbound Marketing

El Inbound Marketing está de moda. Su metodología ha supuesto un antes y un después en las estrategias de Marketing Digital. El bombardeo de llamadas en frío y anuncios intrusivos del Marketing Tradicional deja paso a procedimientos caracterizados por la segmentación y personalización del mensaje. En otras palabras, la interrupción del Marketing Tradicional evoluciona hacia la atracción del cliente y el deleite del mismo. 

De esta manera, el Inbound Marketing es la creación de contenido relevante para que sea el usuario quien te encuentre a ti, al negocio o al producto. Para ello, se apoya en los nuevos canales de comunicación digital. Principalmente, las redes sociales, email marketing y web.

Asimismo, se trata de dos metodologías divergentes pero no excluyentes. En este sentido, las marcas las combinan para explotar una narrativa multicanal. 

Pero, ¿En qué se diferencian el Inbound Marketing y el Outbound Marketing? Te explicamos las cuatro diferencias principales:

Outbound Marketing

  • Comunicación Unidireccional. En contraposición al Inbound Marketing, el mensaje enviado por la marca no da opción a réplica. Por tanto, el emisor se convierte en un monologuista, y no tiene en cuenta ni la opinión de los clientes, ni quejas, preguntas o comentarios. En este sentido, acaba creándose una barrera imaginaria entre la marca y sus clientes. En definitiva, genera desconfianza.
  • No entretiene. Los consumidores no se entretienen con el tipo de contenido que genera el Outbound Marketing. Simplemente, lanza bombardeos a la audiencia para que conozcan su producto.
  • No aporta valor añadido. Este contenido, más allá de no entretener, ni educa ni satisface ninguna necesidad en el consumidor.
  • Se apoya en medios tradicionales. El Outbound Marketing se caracteriza por los medios en los cuales se basa: La televisión, la radio y la prensa son medios de comunicación unidireccionales que viven casi íntegramente de la publicidad. Aunque podría asociarse a cualquier técnica de marketing digital realizada hasta los últimos años.

[¿Quieres especializarte en Marketing Digital? Estudia con nosotros aquí]

Inbound Marketing

  • Comunicación bidireccional (e incluso multidireccional). La intromisión publicitaria tan propia del Outbound Marketing ya es historia. En este sentido, se rompe esa barrera imaginaria entre marca y usuario. De este modo, los receptores son partícipes de la comunicación y dialogan e interactúan con la marca, participando ambos por igual. 
  • Atraemos al consumidor. Es el usuario el que busca sus necesidades o directamente la marca. Así, puede comparar productos y servicios, y encontrar opiniones de otros clientes. A través de este proceso de documentación e información, se deciden por una marca u otra. Por ello, es primordial contar con presencia en internet. En primer lugar, porque es la cara visible de la marca. En segundo lugar, muestra lo que opinan clientes y trabajadores. Y, en tercer lugar, contiene información de calidad relacionada con un tema o área concreta. Para ello, cobra un papel importante la definición de nuestro buyer persona (cliente real, que no ideal) para comprender sus necesidades e intereses.
  • Aporta valor añadido. El contenido generado tanto en la web como vía email y redes sociales aporta información de gran utilidad para los usuarios. Dicho de otro modo, satisface una necesidad. A pesar de ello, lógicamente, su finalidad es comercial. Asimismo, se busca el deleite del consumidor para que se convierta en un altavoz de promoción de la marca. De esta manera, atrae nuevos clientes y puede volver a consumir nuestros productos o servicios en un futuro. Por tanto, pasamos de una estructura lineal a una circular.
  • Educa y entretiene. Normalmente, uno de los propósitos del Inbound Marketing es educar y entretener a los usuarios. Resolver sus dudas y problemas. Por tanto, no estamos hablando simplemente de una marca, sino también de una filosofía como organización y personas que aportan soluciones y recursos. Un compromiso con los usuarios y con el mundo en general.

En definitiva, dos maneras muy dispares de entender el Marketing Digital pero perfectamente complementarias. Sin duda, estas estrategias de Marketing Digital son fundamentales para el desarrollo e imagen de las marcas, negocios e instituciones. Por ello, la figura del experto en Digital Marketing está cada vez más valorada y cotizada.

¿Te gustaría especializarte? Descubre nuestro innovador Máster en Dirección de Comunicación Corporativa y Marketing Digital.

Y tú, ¿Con cuál te quedarías? ¿Has utilizado alguna de estas estrategias? ¿Cuál crees que es más efectiva? Deja tu comentario y comparte vía redes sociales.

 

¿Qué es el Inbound Marketing o marketing de atracción?

Qué es el Inbound Marketing o marketing de atracción

Si estás empezando a moverte en el campo del marketing y las ventas, probablemente hayas escuchado este término en varias ocasiones pero, ¿sabes en qué consiste realmente? Te contamos en este post qué es el Inbound Marketing y en qué se diferencia de otras técnicas más tradicionales.

Dadas las posibilidades que todo lo vinculado con las nuevas tecnologías ofrece al área del Marketing, este mundillo no deja de crecer y evolucionar día a día. Una de las técnicas que mejores resultados está dando actualmente en esta rama es el Inbound Marketing, una herramienta con muchas posibilidades de la que hablaremos en las próximas líneas. qué es el inbound marketing

Si las estrategias tradicionales de Marketing Digital ponían el punto de mira en la forma en que la empresa se acercaba a los clientes potenciales (Outbound Marketing), las nuevas técnicas no son tan intrusivas y permiten captar la atención del cliente aportando valor. Es el usuario el que se siente atraído por los productos y por iniciativa propia termina comprándolo.

En ese principio se basa el Inbound Marketing, y lo hace gracias a la combinación de acciones como el posicionamiento SEO, el marketing de contenidos, la presencia en redes sociales, la generación de leads o la analítica web.

Su objetivo es contactar con personas que se encuentran en el inicio del proceso de compra de un producto o servicio. A partir de aquí, se les acompaña con contenido apropiado para cada una de las fases del proceso de compra en función de su perfil, hasta la transacción final. El último paso será fidelizarle. En resumen, el Inbound Marketing se desarrolla en tres fases:

  • Fase de visibilidad: se trata de convertir al usuario desconocido en visitante de la web. Eso se hace a través de las redes sociales, el SEO o el marketing de contenidos.
  • Fase de captación: en ella, parte de los visitantes se convertirán en oportunidades de negocio y solo algunos de ellos en clientes. ¿Cómo se consigue? Ofreciendo al usuario que visita tu web contenidos personalizados a cambio de que, por ejemplo, estén dispuestos a rellenar un formulario con sus datos.
  • Fase de fidelización: en este punto los clientes se convierten en prescriptores de la marca. La fidelización se puede entender desde el punto de vista de la atribución y desde el de la adquisición de nuevos productos por parte de clientes actuales.

Las claves de esta técnica están en la creación de contenidos de calidad que respondan a las inquietudes de los posibles compradores, de mensajes personalizados, en un uso adecuado de las redes sociales (donde interactuar con nuestro target) y, finalmente, en la analítica de conversiones, que nos permitirá conocer si nuestras estrategias funcionan o son mejorables.

[Quizás te interese: Máster en Dirección de Comunicación Corporativa y Marketing Digital]

Según Inboundcycle, el Inbound Marketing proporciona diferentes ventajas a las empresas que lo ponen en práctica, como el aumento de los contactos cualificados de marketing (los multiplica por 7,3 en un año y por 9,8 en dos años), el crecimiento de los registros o leads (los multiplica por 3,8 en un año y por 14,7 en dos años) o el incremento de visitas de la página web.

En definitiva, cuando empieces a trabajar en una estrategia de Inbound Marketing, no te olvides de los siguientes términos: crear, optimizar, dinamizar y convertir.